En los sistemas de trenes con MUKI

En Porto, segunda ciudad más importante de Portugal, conocimos a la escritora de Graffiti Muki. Junta a su compañero Runis, pinta como pueda las paredes y los trenes de diferentes ciudades viajando. Queríamos saber un poco más de sus experiencias en los sistemas de trenes y metros. Le hicimos una pequeña entrevista.

¿Es importante viajar para hacer graffiti? ¿Qué te permite hacer diferente qué quedarte pintando en tu ciudad?

Si, porque tienes una experiencia diferente de lo que vives en tu día a día. Cuando estás en tu ciudad ya sabes todo, o casi todo, pintar fuera de tu zona de confort es una experiencia mucho más desafiante. A parte que dejas tu marca en otro sitio del mundo, y tus amigos van ahí y lo van a ver. Pero también tienes mucha ilusión de pintar un tren o un metro especifico de una ciudad. Cada ciudad es una historia. Pero lo mejor de viajar para pintar son los amigos que haces, el graffiti para mi es mucho eso, ¡tener amigos en todo el mundo!

¿Fuiste a Nueva York hace poco? ¿fue la primera vez? ¿Qué tal fue la experiencia?

Si hemos ido a NYC, ha sido un poco como entrar en la película de Style wars. ¡Quiero volver seguro! Tenía mucha ilusión de ir ahí, no solo por el graffiti, pero claro que es una parte muy importante, el metro de Nueva York es un clásico.

¿Ciudad preferida qué visitaste hasta ahora? ¿Por qué?

Para mis todas las ciudades tienen una historia diferente. Pero la que más me toca el corazón es Paris. Porque ahí he pintado mi primero metro fuera de mi país y ha sido un viaje muy romántico, ¿poco original no ? Ahah.

¿Cuándo empezaste a hacer graffiti? ¿Tu visión hacia la ciudad ha cambiado desde qué empezaste? ¿De qué manera?

Era una niña cuando empecé en 2010, no hace tanto tiempo. Pintaba paredes y claro que en 8 años muchas cosas han cambiado. Pero siempre me ha gustado la calle, las vías, al final donde había más adrenalina. Antes Porto tenía más graffiti, estaba más auténtico y ahora aquí ya no están tan bien las cosas para los graffiteros. Es una ciudad muy anti graffiti y hay que trabajar mucho para pintar.

¿Has tenido algunos problemas con la ley ¿

Si, claro. A quien realmente pinta siempre pasa.

 ¿Qué tal pintar con tu compañero de vida?  Qué tal vivir esa experiencia en situación de riesgo ¿

¿Qué tal pintar con mi compañero de vida? Ahah, es lo mejor y lo peor. No es fácil. Es como tener un trabajo, cuando planeas algo, coger colores, organizar planes. Cuando todo va mal es un problemazo, hay discusiones, hay culpas. ¿Cuándo todo va bien? ¡Es una fiesta! Lo mejor es cuando estas pintado un tren o un metro lo que sea, en un momento de miedo y adrenalina y giras la cabeza y está ahí mi compañero. Estamos ahí los dos, coordinados, a pintar y no nos pasa nada más en la cabeza. Son emociones muy fuertes que compartes al final. Para mí es un trabajo de equipo muy gratificante.

¿Sabemos qué no hay tantas chicas qué hacen graffiti en comparación de la escena global? De donde viene esta curiosidad para ti hacer graffiti ¿

Creo que en mi adolescencia en mi ciudad mucha gente hacia graffiti, y no lo miré como la gran parte de las chicas, que les da asco y piensan que somos unos vándalos asquerosos. Me ha creado mucha ilusión, quería hacer lo también. Ha sido una época de descubiertas muy guay. Pero para mí lo mejor sin duda ha sido cuando he empezado a pintar trenes, porque no es solo pintar, hay mucho más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s