6 proyectos de mujeres han sido elegidos por la ciudad de París para embellecer la ciudad

Embellecer nuestras calles. Repensar nuestra vida cotidiana. Este es el nuevo proyecto de la Ciudad de París que ha lanzado una convocatoria de solicitudes para rehabilitar 20 espacios de la capital. El arte se ha convertido en una respuesta a la mejora del espacio público para incluir a los usuarios y hacer un lugar más agradable. Entre los proyectos ganadores, 6 de ellos serán llevados a cabo por mujeres.

Feminismo, historia o juego, el espacio toma muchas formas y cada artista le encuentra una especificidad diferente. ¿Son nuestras ciudades igualitarias? ¿Vivimos en una ciudad del pasado que ya no se adapta a nuestras vidas contemporáneas? Tantas preguntas que estos artistas, arquitectos o diseñadores se preguntan a sí mismos para repensar nuestros espacios, nuestros movimientos y nuestras interacciones. El artículo presenta los proyectos de mujeres que se implementarán próximamente en la capital francesa.

Obras feministas en el barrio popular de Barbès


Se han seleccionado dos proyectos para mejorar el “paseo urbano” Barbès Rochechouart, debajo de las bóvedas del metro aéreo, incluido la propuesta de Randa Maroufi con el Instituto de culturas islámica. La artista ha estado trabajando en el proyecto “les intruses” (las intrusas) desde diciembre 2016. Comienza a partir de una observación sobre la ocupación predominantemente masculina de los espacios públicos, y utiliza la alteración de sujetos en su imagenes poniendo en escenas mujeres “intrusivas”. Juegan a las cartas, ven un partido de fútbol, ​​ocupan terrazas de café en los barrios que normalmente excluyen el género femenino. Si ya había ejecutado este proyecto en Bruselas, Maroufi propone volver a hacerlo en el popular distrito de Barbès, donde las mujeres quedan invisibles en los lugares que ella explora. Arriba del mercado que anima el vecindario todos los sábados, las fotografías del artista expondrá a las mujeres “intrusivas” para realzar su presencia en el espacio común.

Como el proyecto de Maroufi ocupaba un espacio pequeño, el jurado decidió mezclarlo con la propuesta del colectivo de mujeres Nacarat Color Design. Este grupo de 6 artistas coloristas propone instalar pantallas policromadas para crear un ritmo y un harmonia el espacio. Este proyecto complementa al de Randa Maroufi, mucho más social y político. El colectivo dirige su atencion en una cuestión de estética del lugar, para romper con los colores monótonos de la caminata. A través de varias secuencias, Nacarat Color Design ofrece una variación de la atmósfera que pasa por los cálidos símbolos de energía y vida, mientras que los colores más suaves hacen eco en el paisaje de la ciudad.

Este paseo urbano se vuelve profundamente femenino, reconciliando la presencia de las mujeres en el espacio público.

Espacios de diversión e interacción para todos

Junto a los colectivos Otra Ciudad y 1Week1Project, los artistas Sophie Picoty y Basco Vazko han designado un área de juego colorida para la calle peatonal Henri Desgranges. Esta instalación promueve el vínculo social, con un diseño gráfico que fomenta el intercambio y la idea de compartir en el espacio público. Partiendo de un sitio abandonado, poco frecuentado por los parisinos, el proyecto “Active Bercy” es un lugar diseñado para incitar la interacción entre los residentes. El uso de diferentes patrónes geometricos en el suelo tiene como objectivo, acompañar al visitante, y jugar con el espacio. Además de las formas cúbicas, las líneas libres interrumpen el pasillo y juegan con el contexto: entrada de edificios, tiendas, etc. “Active Bercy” reapropia una calle hostil para convertirla en un lugar para todos, que desarrolla un lenguaje social y cultural.

Con la misma idea de crear un espacio diversión, “le motif est dans le tapis” (El patrón es en la alfombra) es una tapete de concreto gigante. El visitor esta invitado a cruzar un enorme tablero de ajedrez. La holandesa Aam solleveld propone crear un espacio de ficción en un lugar real. El usuario es transportado fuera de su monótona vida cotidiana para infiltrarse en un campo de entretenimiento. Este nuevo paisaje ofrece una serie de formas geométricas y líneas curvas que se oponen, pero se conectan. Ella hace uso de patrones moriscos, ya conocidos, por el terreno aplicado en una configuracion arquitectónica nueva.

Instalaciones para recordar la historia.

También en la idea de estudiar el contexto para producir una obra, la sueca Noemi Sjöberg se inspira en la historia del puente Garigliano qué cruza el río la Seine. La famosa carrera de “la traversée de Paris à la nage” (cruzar Paris nadando) terminaba debajo de este puente donde se producirá este mural asombroso. La artista reproduce una foto de archivo de 1922, representando un buceador y compuesta por placas de cemento mate con diferentes tonalidades. La imagen es modificada y pixelada por Sjöberg, de modo que solo sea visible desde la orilla opuesta de la Seine. El buzo parece nadar en suspensión, como un recuerdo enterrado que flota en nuestra memoria.

La plaza Europe-Simone Veil es un lugar altamente histórico como su nombre indica, simbolizando a la vez la una figura emblematica del feminismo y la unión entre los paises europeos. Nathalie Junod Ponsard ha realizado varios obras en el espacio público. Esta vez propone invertir la rotonda del sitio con un trabajo luminoso que resulta en una reflexión, al mismo tiempo histórica y poética, que toma la forma de un collar de perlas brillantes. Esta instalación se desarrolla como una experiencia del espacio a tiempo real donde los colores cambian según la luz de los faros de los automóviles, del día o de la noche. Estas variaciones cromáticas circulan entre el sitio y los visitantes, e inducen una experiencia de la obra, modificada por el movimiento. Nathalie Junod Ponsard ofrece un trabajo contextual y cargado en iconografía.

El colectivo Nacarat Color Design ha sido asignado con un segundo proyecto, ubicado en el distrito 14 de París. Estos artistas buscan revivir espacios, cuestionar el “genio del lugar” para resaltar su historia y sus características arquitectónicas. El objetivo no es solo mejorar el sitio, sino contar una nueva historia. Llamada “ode à l’amour et à la création” (oda al amor y la creación), esta obra es una celebración a dos artistas de diferentes épocas. Por un lado, es una “oda a la creación” de la arquitectura posmoderna de Mandini. Y, por otro lado, una “oda al amor” a Bernard de Vendadour, nombre de la calle y famoso trovador del siglo XII. Nacarat Color Design da una nueva identidad, una nueva experiencia a este lugar mediante la creación de mosaico policromado, manteniendo el patrimonio arquitectónico y poético de este espacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s